Todo líder en una empresa debe ser un buen negociador. Esa persona capaz de persuadir y llevar a cabo una tarea compleja que no muchos pueden.

Según el escritor de Despierta tu Héroe Interior, Victor Hugo Manzanilla, “negociar es un proceso interactivo de discusión con el objetivo de influir en el comportamiento de otros para alcanzar un acuerdo mutuamente satisfactorio y construir relaciones en el largo plazo”.

Un negociador debe conocer perfectamente los objetivos de la empresa y su equipo de trabajo. Pero además, debe poseer ciertas características en particular, entre las cuales se destacan:

     1.Tener empatía.

Esta característica es una de las principales que debe tener un negociador. Colocarse en los zapatos del otro siempre ayuda a mantener una buena relación y en el mundo de los negocios eso es algo imprescindible.

     2. Escuchar al otro.

Un negociador no puede ser un buen líder si no oye a los demás. Es importante entender el verdadero significado de trabajar en equipo. Escuchar al otro y considerar su aporte es fundamental.

    3.Brindar confianza y mantener el respeto.

En la vida cotidiana el respeto es algo que nunca puede faltar y en los negocios es precisamente la base para la excelencia. Crear una atmósfera de confianza ayuda a establecer una buena interacción y el respeto es el límite para mantener la seriedad.

    4.Autoconfianza.

Así como debemos brindar confianza a los demás, también debemos mantenerla en nosotros mismos. Esta es la clave principal para emprender en todo tipo de negocio e incluso para mantenernos equilibrados en la vida diaria.

    5.Ser un líder, no un jefe.

Esta diferencia es importante conocerla. Un jefe impone, un líder propone. Un ambiente de trabajo se vuelve tenso y negativo si no hay buena comunicación, por eso es fundamental conocer las características de un líder para ser un buen negociador.

    6.Buena comunicación.

Finalmente, un negociador debe tener en cuenta que para realizar un trabajo optimo debe ser un buen comunicador. La clave, incluso del éxito, es esa. Para todo en la vida la comunicación es esencial.